Jurisprudencia

Viudedad y violencia

On 26/10/2017

Derecho a pensión de viudedad de la cónyuge divorciada. Sin compensatoria y víctima de violencia de género.

ECLI: ECLI:ES:TS:2017:2699

Jurisdicción: Social

Recurso de casación para la unificación de doctrina núm. 3803/2015

Ponente: Excmo. Sr. SEBASTIAN MORALO GALLEGO

El TS desestima el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el INSS y la TGSS contra la Sentencia del TSJ de Galicia, de fecha 14-09-2015, dictada en auutos promovidos por la beneficiaria sobre pensión de viudedad.

SENTENCIA

En Madrid, a 27 de junio de 2017

Esta sala ha visto el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el Instituto Nacional de la Seguridad Social y por la Tesorería General de la Seguridad Social, representados por D.ª Pilar García Perea, Letrada de la Administración de la Seguridad Social, contra la  sentencia dictada el 14 de septiembre de 2015  (JUR 2015, 231856) , por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, en el recurso de suplicación núm. 4604/2014 , que resolvió el formulado contra la sentencia del Juzgado de lo Social núm. 4 de Pontevedra, de fecha 30 de junio de 2014 , recaída en autos núm. 867/2013, seguidos a instancia de D.ª Elvira frente al Instituto Nacional de la Seguridad Social, sobre pensión de viudedad. Ha sido parte recurrida D.ª Elvira , representada y defendida por la letrada D.ª Lucía Fernández Gutiérrez.

Ha sido ponente el Excmo. Sr. D. Sebastian Moralo Gallego

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

Con fecha 30 de junio de 2014 el Juzgado de lo Social nº 4 de Pontevedra dictó sentencia , en la que se declararon probados los siguientes hechos:

« 1º. – D.ª Elvira , mayor de edad, con DNI NUM000 contrajo matrimonio con D. Serafin el día 31 de mayo de 2003. Con fecha 16 de mayo de 2008 el Juzgado de Instrucción N° 3 de esta ciudad dictó sentencia de divorcio, decretando el divorcio de los esposos con las consecuencias inherentes a tal declaración.

2º – Con fecha 26 de marzo de 2009 se dictó sentencia por el Juzgado de lo Penal n° 1 de esta ciudad condenando al esposo D. Serafin como autor responsable dé un delito de maltrato en el ámbito familiar y por una falta de vejaciones. Mediante auto de fecha 28-10-2007 el juzgado de Instrucción n° 2 de esta ciudad acordó orden de protección a favor de la demandante y medida de alejamiento respecto a la misma del que venía siendo su esposo.

3º – Consta en el registro de Parejas de hecho de Pontevedra la inscripción como pareja de hecho de Dª Elvira y de D. Serafin con fecha de 24 de Abril de 2012, retrotrayéndose los efectos de la declaración al momento de la solicitud, el 27 de septiembre de 2011.

4º .- Falleció D. Serafin , solicitando la actora pensión de viudedad ante el INSS. Con fecha 19-09-13 el INSS dictó resolución denegando la prestación de viudedad a la actora por no cumplir el requisito de haberse constituido como pareja de hecho del causante menos dos años antes del fallecimiento según el Art 174.3 pfo 4° de la  LGSS  (RCL 2015, 1700 y RCL 2016, 170)  . Frente a dicha resolución la actora interpuso reclamación previa que fue desestimada por resolución de fecha 12 de noviembre de 2013, en la que se indica, además, que la solicitante estaba divorciada del causante y posteriormente se constituyó en pareja de hecho por lo que, independientemente de las causas que motivaron su divorcio con D. Serafin , perdió su derecho a percibir pensión de viudedad derivada de tal situación».

En dicha sentencia consta el siguiente fallo: «Estimo la demanda interpuesta por Dª. Elvira frente al Instituto Nacional de la Seguridad Social declaro el derecho de la actora al percibo de la pensión de viudedad con efectos del en la cuantía que legal y reglamentariamente le corresponda, condenando al instituto demandado a su abono».

SEGUNDO

.- La citada sentencia fue recurrida en suplicación por la representación procesal del Instituto Nacional de la Seguridad Social ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, la cual dictó  sentencia en fecha 14 de septiembre de 2015  (JUR 2015, 231856)  en la que, dejando inalterada la declaración de hechos probados de la sentencia de instancia, consta el siguiente fallo: «Que desestimando el recurso de Suplicación interpuesto por la representación procesal del Instituto Nacional de la Seguridad Social, contra la sentencia de fecha 30/06/14, dictada por el Juzgado de lo Social núm. 4 de Pontevedra , en autos 867/13, confirmamos la sentencia recurrida».

TERCERO

Por la representación procesal del Instituto Nacional de la Seguridad Social se formalizó el presente recurso de casación para la unificación de doctrina, que tuvo entrada en el Tribunal Superior de Justicia de Galicia el 30 de octubre de 2015. Se invoca como sentencia contradictoria con la recurrida la dictada por la Sala de lo Social de este Tribunal Supremo, en fecha 20 de julio de 2015 (RCUD. 3078/2014 ). El recurso se fundamenta en la infracción del artículo 174.3 de la Ley General de la Seguridad Social .

CUARTO

Con fecha 20 de abril de 2016 se admitió a trámite el presente recurso. Dándose traslado del escrito de interposición y de los autos a la representación procesal de la partes recurrida para que formalice su impugnación en el plazo de quince días. Trascurrido dicho plazo sin que la parte recurrida haya impugnado el recurso, se pasaron las actuaciones al Ministerio Fiscal, que emitió informe en el sentido de estimar procedente el recurso interpuesto.

QUINTO

Instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente, se declararon conclusos los autos, señalándose para votación y fallo el día 27 de junio 2017, fecha en que tuvo lugar.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

1. – La cuestión objeto del presente recurso de casación para la unificación de doctrina reside en determinar si la demandante tiene derecho a la pensión de viudedad tras la muerte de quien fue su cónyuge, del que se había divorciado, y con quien constituye posteriormente una situación de convivencia more uxorio en la que devino el fallecimiento.

La sentencia del Juzgado de lo Social estimó la demanda para reconocer a la actora la prestación de viudedad denegada en vía administrativa por el INSS.

Interpone recurso de suplicación la entidad gestora, que fue desestimado en la  sentencia de la Sala de lo Social de Galicia de 14 de septiembre de 2015  (JUR 2015, 231856)  , rec. 4604/2014 , frente a la que formula el recurso de casación unificadora en el que denuncia infracción del  art. 174.2º   LGSS  (RCL 2015, 1700 y RCL 2016, 170)  , e invoca como sentencia de contraste la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de  20 de julio de 2015, rcud. 3078/2014  (RJ 2015, 4327)  .

La recurrida no ha presentado escrito de impugnación y el Ministerio Fiscal en su informe entiende que concurre el requisito de contradicción, y debe estimarse el recurso porque la doctrina ajustada a derecho es la contenida en la sentencia referencial.

SEGUNDO

1. – La primera cuestión que hemos de resolver es la referente a la viabilidad del recurso de casación para la unificación de doctrina, comprobando si entre las resoluciones contrastadas concurre la necesaria contradicción que exige el artículo 219.1 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social ( LRJS  (RCL 2011, 1845)  ), que requiere que las resoluciones que se comparan contengan pronunciamientos distintos sobre el mismo objeto, es decir, que se produzca una diversidad de respuestas judiciales ante controversias esencialmente iguales y, aunque no se exige una identidad absoluta, sí es preciso, como señala el precepto citado, que respecto de los mismos litigantes u otros en la misma situación, se haya llegado a esa diversidad de las decisiones pese a tratarse de “hechos, fundamentos y pretensiones sustancialmente iguales”.

Para lo que debe tenerse en cuenta que la contradicción no surge de una comparación abstracta de doctrinas, al margen de la identidad de las controversias, sino de una oposición de pronunciamientos concretos recaídos en conflictos sustancialmente iguales, según ha declarado la Sala en  sentencias de 9 de febrero de 2004  (RJ 2004, 2893)  (Rec. 2515/2003 ); 10 de febrero de 2005 (Rec. 914/2004 );  15 de noviembre de 2005  (RJ 2006, 2572)  (Rec. 4922/2004 );  24 de noviembre de 2005  (RJ 2006, 3004)  (Rec. 3518/2004 );  29 de noviembre de 2005  (RJ 2006, 2879)  (Rec. 6516/2003 ); 16 de diciembre de 2005 (Rec. 338020/04 );  3 de febrero de 2006  (RJ 2006, 4373)  (Rec. 4678/2004 );  6 de febrero de 2006  (RJ 2006, 4381) ) (Rec. 4312/2004 );  7 de febrero de 2006  (RJ 2006, 2833)  (Rec. 1346/2005 ); y  14 de marzo de 2006  (RJ 2006, 5044)  (Rec. 5343/2004 ), interpretando el  artículo 217   de la  Ley de Procedimiento Laboral  (RCL 1995, 1144 y 1563)  , con igual redactado que el del ya citado  artículo 219.1   de la LRJS .

2.- – Los hechos relevantes de la sentencia recurrida a tal efecto, son como siguen: 1º) la actora contrajo matrimonio con el causante en fecha 31 de mayo de 2003 , dictándose sentencia de divorcio el 16 de mayo de 2008 sin que se hubiere previsto en la misma el pago de pensión compensatoria; 2º) mediante auto de 28 de octubre de 2007 el juzgado de instrucción acordó orden de protección a favor de la demandante y medida de alejamiento del que venía siendo su esposo; y en fecha 26 de marzo de 2009 se dictó sentencia penal en la que se condenaba al esposo como autor responsable de un delito de maltrato en el ámbito familiar y de una falta de vejaciones; 3º) consta en el registro de parejas de hecho de Pontevedra la inscripción como pareja de hecho de la demandante y su anterior esposo con fecha 24 de abril de 2012, retrotrayéndose los efectos de tal solicitud a 27 de septiembre de 2011; 4º) el fallecimiento del causante se produce el 30 de agosto de 2013.

En tales circunstancias solicitó la actora pensión de viudedad, que le fue denegada por el INSS con el argumento de que la inscripción como pareja de hecho no tuvo lugar con la antelación mínima de 2 años que exige el  art. 174.3º   LGSS  (RCL 2015, 1700 y RCL 2016, 170)  , siendo además que tras haberse divorciado habría constituido con el propio causante una situación de convivencia de hecho que conforme al  art. 174.2º  LGSS impediría el reconocimiento de la prestación.

La sentencia recurrida ha reconocido por el contrario la prestación, en aplicación de la normativa legal prevista en el  art. 174.2º  LGSS para los casos de separación y divorcio en los que la mujer acredita haber sido víctima de violencia de género, sin considerar óbice para tal reconocimiento el hecho de que con posterioridad al divorcio hubiere constituido una situación de pareja de hecho con quien había sido anteriormente su esposo.

3.- En este punto debemos hacer una precisión.

Ya hemos avanzado que el INSS ha alegado ante el juzgado y en suplicación que la convivencia de hecho posterior al divorcio de la actora con su anterior esposo constituiría un elemento impeditivo para el reconocimiento de la prestación, con base a lo dispuesto en el  art. 174.2º  LGSS que condiciona su reconocimiento a que el beneficiario “no hubiera contraído nuevas nupcias o hubiera constituido una pareja de hecho en los términos a que se refiere el apartado siguiente” .

Esta causa de oposición a la demanda ha merecido una razonada respuesta negativa en las anteriores instancias sin que la entidad gestora haya reproducido ese argumento en casación, ni hubiere invocado ninguna sentencia de contraste respecto a dicha cuestión, siendo este el motivo por el que no hemos de hacer ningún pronunciamiento -en uno u otro sentido-, sobre tal particular, limitando nuestra decisión al único aspecto litigioso al que afecta la sentencia invocada de contraste en los términos que exponemos a continuación.

4.- – En el supuesto de la sentencia recurrida que resuelve la sentencia de esta Sala IV invocada de contraste: 1º) la solicitante de la prestación había contraído matrimonio el 8 de octubre de 1994 , dictándose sentencia de divorcio sin pensión compensatoria el 4 de junio de 2010 ; 2º) en la fecha de dicha sentencia los cónyuges habían reanudado la convivencia marital, que mantuvieron hasta el fallecimiento del esposo el 15 de junio de 2011.

En tales circunstancias la Sala de suplicación analizó si se cumplen los requisitos que establece el  art. 174   de la LGSS , y, en particular, si se acredita o no una “convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante y con una duración ininterrumpida no inferior a cinco años”, para concluir que dicha convivencia no viene referida exclusivamente al período de “pareja de hecho” sino a la totalidad de su vida, para lo que deben tenerse en cuenta a estos efectos los períodos de convivencia anteriores a la sentencia de divorcio, que en aquel caso superan con exceso el de los cinco años legalmente exigibles en para acceder a la prestación de viudedad desde la situación de parejas de hecho.

En ese contexto, la sentencia de contraste establece que no hay ningún obstáculo legal para que pueda constituirse una pareja de hecho entre quienes habían contraído anteriormente matrimonio que fue luego disuelto por divorcio, pero niega la posibilidad de computar en este caso los años de convivencia anteriores al divorcio a los efectos de acreditar el periodo ininterrumpido de cinco años de convivencia que el art. 174. 3 º LGSS exige para las parejas de hecho.

Tal y como así se dice expresamente en el párrafo tercero del FD 4 de dicha sentencia, la doctrina que en la misma se acuña está referida a los supuestos en los que ” la vía de acceso a la pensión de viudedad que se pretende lo es a partir de una situación de pareja de hecho “, para cuyo caso y “cuando se refiere a personas previamente unidas en matrimonio, sólo es posible después de divorciados, sin haberse vuelto a casar entre sí, y como tal pareja de hecho ha de reunir los requisitos constitutivos exigidos por el art. 174.1 cuarto párrafo de la LGSS , y entre ellos, acreditar que la convivencia como tal pareja de hecho en el período inmediatamente anterior al fallecimiento del causante, haya tenido una “duración ininterrumpida no inferior a cinco años”".

TERCERO

1. – El detenido análisis de la sentencia recurrida y la de contraste conduce necesariamente a concluir que no concurren los requisitos de contradicción.

Es cierto que en ambos casos se trata de la situación de convivencia de hecho de la misma pareja que anteriormente había estado unida en matrimonio disuelto por divorcio, pero esta es en realidad la única verdadera coincidencia entre los dos asuntos.

Frente a esa aparente identidad, hay marcadas diferencias que justifican perfectamente que las dos sentencias hayan alcanzado un diferente resultado a la hora de reconocer la prestación de viudedad, habiendo aplicado cada una de ellas una distinta doctrina que no es necesario unificar.

2.- – La sentencia referencial resuelve un supuesto en el que el título mediante el que la parte actora pretende acceder a la pensión de viudedad es la situación de pareja de hecho constituida con quien había sido su anterior esposo, sin que concurriré el requisito de “convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante y con una duración ininterrumpida no inferior a cinco años ” que exige a tal efecto el  art. 174.3º   LGSS  (RCL 2015, 1700 y RCL 2016, 170)  , respecto al que dicha sentencia ha sentado la doctrina de que no puede computarse la convivencia matrimonial anterior al divorcio.

Nada que ver con la cuestión que es objeto de la sentencia recurrida, en el que el título que la actora esgrime para solicitar la prestación de viudedad es su condición de cónyuge divorciada del causante y víctima de violencia de género, lo que en aplicación de lo dispuesto en el  art. 174.2º  LGSS le atribuye el derecho a la prestación, aun cuando no se hubiere fijado pensión compensatoria en la sentencia de divorcio.

Así lo entiende acertadamente la resolución recurrida, que con igual acierto concluye que en esa situación se le debe reconocer la pensión de viudedad en litigio, con independencia de que hubiere constituido posteriormente una pareja de hecho con su anterior esposo.

Contra lo que sostiene el Ministerio Fiscal en su informe, la consideración de la actora como víctima de violencia de género es absolutamente esencial para la resolución del asunto, porque sin la concurrencia de ese elemento no tendría acceso a la prestación de viudedad en su condición de esposa divorciada sin derecho a pensión compensatoria.

Bien al contrario, lo que en realidad resulta irrelevante en el caso de la sentencia recurrida es la ulterior reanudación de la convivencia por parte de los cónyuges divorciados, por cuanto la demandante no sustenta su derecho en ese periodo de convivencia como pareja de hecho con quien había sido su anterior esposo.

Al concurrir la indiscutida circunstancia de que la demandante era víctima de violencia de género en la fecha del divorcio, puede lucrar la pensión de viudedad generada tras el fallecimiento de quien había sido su esposo sin necesidad de traer a colación la situación de pareja de hecho que habían constituido con posterioridad al divorcio, que es, por el contrario, la situación jurídica que contempla y sobre la que se pronuncia la sentencia de contraste, en un supuesto en el que era inviable el acceso a la prestación desde la condición de cónyuge divorciado por cuanto no se había previsto pensión compensatoria y no consta que la esposa hubiere sido víctima de violencia de género.

5.- – Conforme a lo razonado y oído el Ministerio Fiscal, tan radical diferencia entre uno y otro asunto convierte en este momento la inexistencia de contradicción en causa de desestimación del recurso. Sin costas.

FALLO

Por todo lo expuesto, en nombre del Rey, por la autoridad que le confiere la Constitución, esta sala ha decidido desestimar el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por el Instituto Nacional de la Seguridad Social y por la Tesorería General de la Seguridad Social, contra la  sentencia dictada el 14 de septiembre de 2015  (JUR 2015, 231856) , por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, en el recurso de suplicación núm. 4604/2014 , que resolvió el formulado contra la sentencia del Juzgado de lo Social núm. 4 de Pontevedra, de fecha 30 de junio de 2014 , recaída en autos núm. 867/2013, seguidos a instancia de D.ª Elvira frente al Instituto Nacional de la Seguridad Social, sobre pensión de viudedad. Sin costas.

Notifíquese esta resolución a las partes e insértese en la coleccion legislativa.

Así se acuerda y firma.

PUBLICACIÓN.- En el mismo día de la fecha fue leída y publicada la anterior sentencia por el Excmo. Sr. Magistrado D. Sebastian Moralo Gallego hallándose celebrando Audiencia Pública la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de lo que como Letrado/a de la Administración de Justicia de la misma, certifico.

Comments are closed.